Uncategorized

Hasta cuándo: Dolores Delgado

Hasta cuándo: Dolores Delgado

Si bien para describir el 2016 con una palabra, me atrevería a llamarlo “especulativo”.  Una infinidad de acontecimientos marcaron para bien o para mal nuestro rumbo. Gana mayoría la oposición venezolana en las elecciones parlamentarias, las elecciones en Estados Unidos donde Donald Trump es electo presidente, el contundente Brexit, NO al acuerdo de Paz en Colombia, muere Fidel Castro, la guerra contra Siria, el interminable conflicto  de Musulmanes y Estados Unidos, y otro año más dónde la impunidad absuelve de nueva cuenta a los responsables del crimen de los 43 normalistas de Ayotzinapa. También, en el 2016, los medios de comunicación y los gobernantes conocieron la palabra “populismo”. De acuerdo a la Fundéu BBVA la palabra populismo es la palabra del año, puesto que se ha posicionado en el centro del debate político y escribo “conocieron” porque se ha ido tergiversando, incluso para ser usada de forma connotativa y negativa. Así es, ni el verdadero significado de las palabras se aprenden nuestros gobernantes, qué podríamos esperar de los medios de comunicación; pero ese no es el punto de esto. Y aunque estoy totalmente de acuerdo con la Fundéu BBVA, yo describo al 2016 como especulativo, porque después de todos los acontecimientos del 2016, ¿qué sigue? En todo el mundo después del 2016, ¿qué es lo que sigue?

Sólo llevamos 4 días del 2017 y la pregunta del 2016 sigue, y ahora acompañada de más dudas, de rabia y caos. ¿Qué sigue del gasolinazo, qué sigue del paro de camiones, del pronosticado incremento a la canasta básica, de la depreciación del peso? ¿Qué sigue en un país dónde aumenta el costo de vida y baja el bienestar, donde las marchas son llamaradas fuertes pero que se apagan con los meses o que simplemente se sustituyen para después ser recordadas por unos cuantos?

Dentro de nuestra rabia y nuestras reacciones en redes sociales, de los dimes y diretes de los partidos políticos y de acciones mercenarias de algunos otros partidos también, todas y todos estamos pasando por alto algo fundamental. Las problemáticas del presente, son las consecuencias de las malas decisiones tanto de las y los ciudadanos, como del gobierno en el pasado y en el presente.  Es la suma de los estragos en la historia, 71 años de corrupción mas 12 años de alternancia cuyo mayor estrago fueron más de 100mil muertos en la guerra contra el narcotráfico, sumando estos 5 casi 6 años de impunidad e ineptitud; el del incremento en la deuda externa, de los excesivos sueldos de funcionarios públicos, de la mala inversión en obras públicas, de despilfarros innecesarios, y de manipulaciones mediáticas que influyeron en los ciudadanos, mismas decisiones que hoy también forman parte del problema. He leído propuestas circulando en las redes sobre la reducción del IEPS para revertir el gasolinazo. Me parece interesante, pero por qué no proponer a largo plazo en lugar de optar por algo temporal. No solamente en la gasolina y las refinerías faltantes, sino en el transporte público, en la educación. Por qué no reformar la coherencia y el sentido común. Promover la crítica y la autocrítica, proponer por el bien común y no por el bien partidista electorero, mucho menos propio.

Hace tiempo un señor, cuyo nombre jamás supe, me dijo que México era un Ave Fénix y siempre sabía cómo renacer de las cenizas. En parte tenía razón, aunque decir que “siempre” sería repetir esta idea de que las y los mexicanos luchan y salen adelante pese a las adversidades, pareciera que nos dicen “agachones” pero que aprendemos a vivir con cualquier problema; con ese tipo de frases de supuesta superación. Creo que México sólo ha renacido 3 veces de la cenizas. La primera fue en 1810 con la Independencia, la segunda en 1858 con la Guerra de Reforma, y la tercera en 1910 con la Revolución Mexicana. Tan lejos de las y los héroes de nuestra historia que nos dieron Patria y tan cerca de Enrique Peña Nieto que hoy nos la quita.

Y aunque no tengo palabra aún para describir al 2017, sí tengo una pregunta, ¿hasta cuándo? ¿Hasta cuándo seguiremos permitiéndonos vivir en las cenizas de lo absurdo, en las cenizas del engaño, y en las cenizas de la desigualdad?

admin

enero 26th, 2017

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *